Saltar al contenido

Aplicaciones de la Soldadura

16 octubre, 2019

Veamos las Aplicaciones de la Soldadura, pero antes veamos que es la soldadura… La soldadura es un proceso de unión entre metales por la actividad del calor el cual brinda continuidad a los elementos unidos.

Es por ello que en este proceso es completamente indispensable aprovisionar calor aun que el material de aportación funda todas las caras.

En la ensambladura es común que se añada un polímero o un metal que cuando se funde se termina uniendo entre ambas piezas, por eso esta razón, es adeudado disfrutar un láser y un ultrasonido para preparar una llama común como gas, lo cual dará como terminado una fusión.

Aplicaciones de la Soldadura

Las Aplicaciones de la Soldadura, resultan concluyentes para la conveniencia del material soldado ya que el metal de participación y las consecuencias derivadas de calor, pueden disimular las propiedades de la pieza soldada. Teniendo en cuenta en cuenta en qué consiste este proceso, le daremos a conocer los tipos existentes de este procedimiento.

En la Aplicaciones de la Soldadura existen diferentes tipos de soldadura vamos a verlos:

Aplicaciones de la Soldadura

Soldadura Heterogénea:

La cual se efectúa entre materiales de distinta condición, con o sin metal de aportación y con metales semejantes que pueden ser suaves o fuertes.

Soldadura Homogénea:

En este tipo de proceso los materiales que se sueldan y el metal de aportación son de la misma naturaleza. En algunos casos puede ser oxiacetilénica y eléctrica y si no hay metal de aportación, las soldaduras homogéneas se denominan autógenas.

Soldadura Autógena:

Se entiende como aquella que es realizada sin metal de aportación, de tal manera que se unen volúmenes de igual calidad mediante la fusión de los mismos, por ello es que al enfriarse se forma un todo único.

Soldadura Fuerte:

Igualmente conocida como dura o amarilla, es llevada a cabo cuando se exige una resistencia exorbitante en la unión de dos piezas metálicas, o con el objetivo de tratar de adquirir alianzas que hayan de aguantar esfuerzos metálicos exagerados o a temperaturas excesivas.

Soldadura por Presión:

En este tipo de soldadura, la conexión entre los metales se produce sin ayudas del calor y resulta ser enormemente útil en aplicaciones en las cuales es importante no alterar las confecciones o las propiedades de los materiales que se unen.

Soldadura por Arco Sumergido:

En este proceso se utiliza un electrodo efectivo continuo y desnudo. El arco se produce entre el alambre y la pieza, bajo una capa de fundente granulado que se va depositando adelante del arco.

Soldadura Aluminotérmica o con Termita:

Es utilizada con una fuente de afecto para fundir los bordes de las piezas y metal de ayuda. Se obtiene de la reacción sintética producida entre el óxido de garfio y el aluminio, del cual es adquirido la alúmina y el hierro bajo una reincorporación de la temperatura.

Aplicaciones de la Soldadura

  • Electricidad y electrónica
  • Transporte
  • Artefactos
  • Construcción
  • Artes y joyería
  • Área médica